Qué es la agorafobia. Viajar con agorafobia. Y consejos para superarla.

Posted: 16 febrero, 2020 by Sandra Gr

Antes de explicaros mi viaje a Marruecos y los lugares que visité, creo conveniente explicar lo que es la agorafobia y como limita mi vida (puesto que este post en Instagram fue la vez que más repercusión causó el hecho de que explicara que sufro de agorafobia).

Creo que es importante, antes de nada, explicaros cómo es viajar con este trastorno, ya que podría hacer comentarios o centrarme en detalles que la gente ‘normal’ normalmente no les presta atención o no les afectan…

Así pues, déjame explicarte qué es la agorafobia o, al menos, cómo la he vivido (y, aún a día de hoy, la vivo) yo.

Qué es la agorafobia?

La agorafobia es un trastorno relacionado con la ansiedad y que según el origen de la palabra significa: temor irracional a los espacios abiertos. Pero déjame decirte que la agorafobia es mucho más. Es cierto que en la agorafobia los espacios abiertos y las multitudes de gente son temores que se presentan. Pero hay especialistas que dicen que la agorafobia es tenerle ‘miedo al miedo’, es decir, el afectado siente miedo al ataque de pánico que se siente ante una situación que le provoca miedo y de la que cree que no puede huir.

Síntomas.

Los síntomas de la agorafobia pueden ser de varios tipos y se pueden presentar uno o varios a la vez. Estos van desde mareos, palpitaciones, aceleración del ritmo cardiaco, sudor, sensación de ahogo e incluso ataques de pánico en los que el agorafóbico cree que va a morir.

Estos síntomas son de una ansiedad extrema y el agorafóbico lo pasa tan extremadamente mal que luego intenta evitar las situaciones o lugares parecidos a los que padeció cuando se dio el primer ataque. Esta conducta de evitación hace que el afectado entre ‘en bucle’, pues cada situación que evita por miedo a que el ataque se vuelva a repetir lo aísla y hace que el miedo gane terreno.

En mi caso, me daba miedo salir sola a la calle, así que empecé a evitar esa situación y las veces que salía tenía que ser en condiciones muy especiales (Por ejemplo: tenía que salir en coche y aparcar justo delante de la puerta del sitio al que tenía que ir, si no encontraba sitio, me volvía a casa.  O, por ejemplo: podía tener una panadería detrás de la calle de casa, pero incluso para ello tenía que coger el coche para ir y si no encontraba sitio delante de la panadería, era capaz de ir en coche a 20km de casa para comprar ¡una triste barra de pan!)

La planificación es mi aliada (o así lo vivo yo).

Por experiencia propia, como has visto, las situaciones de lo más comunes se convirtieron en una verdadera pesadilla en mi vida. Pero, si hay algo que me produjera curiosidad, pero a la vez, terror, eran (y aun a veces hoy en día también) las situaciones y, sobre todo, lugares que representaban alguna novedad. Es decir, enfrentarme a ‘algo’ que no conozco y, por lo tanto, aun no puedo tener controlado.

Es por eso que viajar se convierte en todo un reto…ahora, ¡porque antes directamente era una pesadilla! Y los que me conocéis sabéis que necesito tener cada detalle del viaje planificado al máximo, pues sino me genera demasiado miedo e inseguridad. Me siento más segura cuando siento que lo tengo todo bien atado.

Muy fan de los lugares no muy masificados.

Cuando voy de viaje intento no visitar lugares demasiado masificados. Es por esto por lo que suelo visitar lugares de playa en temporadas que no sea verano, por ejemplo. O evito los eventos a los que asiste demasiada gente o los centros comerciales en horas punta.

A veces bromeo con que soy antisocial… pero quien me conoce sabe que eso no es 100% así, es solo que cuando veo demasiada gente empiezo a sentirme incómoda.

En cuanto a los tratamientos para superar la agorafobia… no me atrevo a decirte ninguno, puesto que yo lo superé sin medicación alguna. Los médicos se negaron a darme fármacos (cosa que ahora agradezco) puesto que decían que al ser consciente del problema, ya tenía mucho camino ganado. 

Consejos para superar la agorafobia.

Sé que suena muy fácil decirlo, pero si tienes agorafobia intenta salir del bloqueo mental en el que te encuentras con estos consejos (y mientras te lo digo a ti, me lo digo a mí misma): 

1. Piensa que cuanto más tiempo tardes en intentar superar el problema, más enquistado estará y más difícil se te hará. (Cuanto más evitas la situación, más refuerzas al miedo). Así que no dejes que el miedo gane ni un centímetro de terreno más. 

2. Todo está en tu cabeza, así que calla esa voz interior que te dice que no puedes y simplemente hazlo. Demuéstrale y demuéstrate que por supuesto que puedes y ya verás como esa voz se va haciendo cada vez más pequeñita.

3. Acéptate como eres. Tienes esto y tus reacciones corporales son las que son. ¡Pero no son más que eso! ¡Reacciones corporales! Aunque creas que algo malo va a pasar ¡no es así!

4. Empieza poco a poco. No hace falta que lo primero que hagas para superar tu agorafobia sea cogerte un avión a las antípodas. Puedes empezar poniendo un pie en la calle para ver que no sucede nada y cada día dar un pasito más.

5. Cuando estés en casa y te empiecen a venir los miedos antes de salir a la calle, simplemente sal. Sal y camina. Y sigue caminando. Sin parar.

6. Si ves que al estar en la calle (o en esa situación que te da miedo) estás atento a la gente o a cualquier otro elemento externo… ¡Escucha música! A mí esto me funcionó muy bien al empezar a salir a la calle, ya que me concentraba en la música e intentaba no hacer caso de nada más.

Estos son pequeños pasos que fui haciendo yo para superarlo el día que me decidí. No te lo he dicho antes, pero cuando me di cuenta del tiempo que llevaba sin salir de casa, habían pasado 6 años ya. ¡Menuda pérdida de tiempo! 

Además, explicar esto era muy complicado cuando estaba metida de pleno en ese bucle, pero explicarlo ahora no solo es un alivio, sino que creo que es necesario para quien está metido en el bucle y crea que no puede salir de ahí.

Es más, desde que lo expliqué públicamente me han escrito algunas personas para explicarme que ellas también sufren este problema y a las que espero conocer pronto en persona y apoyarnos en esta aventura y… ¡quien sabe si llegar a hacer un viaje juntas algún día! 

https://www.instagram.com/p/B8PAM0aiQNd/?utm_source=ig_web_copy_link

En el próximo post, sí que sí, te cuento cositas de mi viaje a Marruecos.

No Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *