Qué ver en Chefchaouen en un día.

Posted: 23 febrero, 2020 by Sandra Gr

Cuando compramos nuestros billetes hacia Fez se me presentaba una difícil decisión: organizar una ruta durante 6 días, visitando varias ciudades de Marruecos y Chefchaouen (dada su relativa cercanía a Fez) era más que indispensable.

Tengo que reconocer que tardé un tiempo en crear la ruta, porque Marrakech también queríamos visitarla, pero al final fue descartada (por cuestión de distancia y tiempo) y con la intención de visitarla en un futuro junto a alguna excursión por el desierto del Sahara.

Vale, una vez explicado esto, céntrate Sandra.

Chefchaouen está de moda en los últimos años, puesto a que las fotos que aparecen de esta ciudad en Instagram son muy llamativas, gracias al color azul de sus calles. Chefchaouen es también conocida como La perla azul. Además,­­ en 2016 Chefchaouen fue elegida la 6ª ciudad más bonita de todo el mundo (según la revista Condé Nast Traveler).

Esta ciudad, de unos 42.000 habitantes, se encuentra a las faldas de las montañas que forman la Cordillera del Rif, que sobresalen de la ciudad como si fueran dos cuernos, de ahí el nombre de Chefchaouen, que en bereber significa ‘mira los cuernos’.

Nosotros llegamos hasta allí en coche de alquiler (desde el aeropuerto de Fez), por una carretera que bordeaba las montañas y que a tramos estaba en obras. Además, por el camino se nos hizo de noche (en otro post os explicaré algo sobre el trayecto), ya que estuvimos como 5 horas para llegar y la carretera era totalmente oscura. Así que lo del coche de alquiler no sé si fue la mejor opción, realmente.

Vale, ahora sí, si estás pensando en visitar Chaouen, Xaouen o Chefchaouen, como prefieras, debes saber que en un día, la tienes visitada sin problemash

Medina

Si quieres visitar Chefchaouen por las fotos que has visto de ella y de sus fachadas azules, debes saber que lo que has visto no es más que su medina (casco antiguo), pero que Chefchaouen tiene más por descubrir.

Estas antiguas callejuelas, a veces estrechas y laberínticas, te aconsejo que las visites con calzado cómodo, puesto que a tramos el suelo esta algo desnivelado (estuve a punto de caerme como 50 veces, pero la culpa no es del calzado, sino mía, que soy bastante torpe) y algunas calles te harán endurecer el pompis porque son subidas muy inclinadas o tienes que acceder a través de escaleras.

Párate a ver cada una de las calles, fachadas, puertas, ventanas que te encuentres… ¡en todos los rincones se esconde algún secreto a descubrir!

Eso sí, en las que están más decoradas puede que tengas que esperar tu turno entre la multitud de japoneses que están esperando a hacerse una foto postu.

Plazas

La plaza Uta el-Hammam es el centro neurálgico de la medina de Chefchaouen. Hay mucha actividad: allí se encuentra su gran mezquita y lo que queda de kasbah, además se encuentran multitud de restaurantes, tiendas y riads.

Si tienes hambre, solo tienes que dirigirte a esta plaza, en menos de un segundo tendrás a varias personas rodeándote con las cartas del restaurante para el que trabajan, invitándote a comer.

La plaza el Hauta es una pequeña plaza no muy alejada de Uta el-Hammam. En el centro hay una fuente y alrededor hay pequeños comercios. 

La muralla y sus 7 puertas

Chefchaouen mantiene intacta su muralla original, la cual tiene 7 puertas que llevan a 7 barrios.

En nuestra excursión por Chefchaouen visitamos algunas y, desde cada una de ellas, las vistas de Chefchaouen eran diferentes y cada cual más espectacular.

El río Ras el Maa

Algo que dota de encanto a Chefchaouen, como a gran parte de Marruecos, es que más que hacer un simple viaje, da la sensación de estar viajando unas décadas atrás en el tiempo.

Lo mismo pasa cuando visitas la zona de su río (Ras el Maa), saliendo por su puerta más oriental (Bab el Onsar), que encuentras un pequeño manantial en forma de cascada y la zona de lavaderos, donde seguramente podrás contemplar a mujeres lavando la ropa como se hacía en antaño. 

Mezquita española

Cruzando el puente que hay sobre el río Ras el Maa, encontramos un camino, que tras seguirlo durante unos 15 minutos (y prácticamente cuesta arriba) encontramos una bonita mezquita abandonada, inspirada en la Torre del Oro de Sevilla.

Desde ese lugar tienes una preciosa panorámica de la ciudad que no obtienes desde otro punto, así que vale la pena caminar un poco y, si puedes ver atardecer desde allí es algo mágico.

Vistas de Chefchaouen desde su mezquita española.

Como he dicho, esta mezquita está abandonada prácticamente desde siempre. En algunos blogs de viajes había leído sobre su abandono, pero no el porqué. Según un xauní (nacido y criado en Chefchaouen), la mezquita fue construida por un español como regalo a la ciudad de Chaouen, pero los ciudadanos nunca la valoraron por haber sido construida por un cristiano, así que aunque agradecen el regalo (la mezquita está en buenas condiciones y ellos también suben hasta allí a pasear por la zona), lo cierto es que no la utilizan.

La «ciudad moderna»

Como os decía al principio, lo más conocido de Chaouen es su medina, pero también tiene otra parte más moderna y en la que te da la sensación incluso de encontrarte en otro lugar, por el tipo de edificios y las personas (y vestimenta de éstas), además de no encontrarte con tanto turista.

Lo cierto es que esta parte no la visité, puesto que cuando hicimos esta ruta por Chefchaouen fue en una tarde, nos apalancamos a tomar té en la Plaza Uta el-Hammam y empezó a llovisquear, por lo que decidimos marcharnos al riad a descansar.


Amiguis, hasta aquí la visita a Chaouen.
Los que me seguís por Instagram tuvisteis que responder a una encuesta ya que, como adelanté por allí, la experiencia en Chefchaouen no fue todo lo fantástica que he explicado en este post…
Pero, como me enrollo más que una persiana, el post sobre la mala experiencia ha ocupado tanto que me veo obligada a publicarlo en una nueva entrada exclusiva para él.

Así que, amiguis, os emplazo aquí la semana que viene, mismo día y aproximadamente misma hora para explicaros esta mala experiencia (os avisaré vía Instagram).

Mientras tanto, espero que hayáis disfrutado de la entrada 🙂

No Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *