Mi TOP 5 de lugares que visitar en Rabat.

Posted: 5 abril, 2020 by Sandra Gr

Cuando visité Rabat me pasó algo curioso y fue gracias a las bajas expectativas que teníamos de la ciudad…

¿Sabes cuando te recomiendan mucho una peli y cuando la ves, no te parece para tanto o viceversa?

Pues a nosotros con Rabat nos pasó ‘viceversa’.

Antes de viajar a Marruecos pedimos consejo sobre qué visitar y qué no y, literalmente, se nos dijo que Rabat ni valía la pena visitarlo. Aun así, lo incluimos en nuestra ruta, ya que nos apetecía visitar una ciudad diferente a las que habíamos visitado y, como ya te expliqué en otro post, Rabat es una de las cuatro ciudades imperiales de Marruecos y en este viaje visitamos tres de ellas (sólo nos falta Marrakech).

Rabat nos sorprendió para bien, puesto que veníamos de conocer Chefchaouen y Meknés, dos ciudades muy puras y representativas de la esencia de Marruecos, pero necesitábamos occidentalearun poco, así que al llegar a Rabat, capital de Marruecos, nos encontramos con una ciudad cosmopolita, pero que no pierde de vista su cultura. 

Estos son los 5 lugares que más me gustaron de la ciudad:

1. Avenida mohammed V

Al llegar a Rabat buscábamos nuestro Riad, que se encontraba escondido en una callejuela cerca de la Avenida Mohammed V. Nada más llegar la encontramos cerrada por una manifestación, así que tuvimos que dejar el coche en el aparcamiento que hay bajo la estación e irnos a dar una vuelta hasta que abrieran el paso.

Avenida Mohamed V, Rabat.

Debe ser bonito pasear por sus calles anchas y disfrutar de sus altos edificios y palmeras. Y digo ‘debe’ porque al encontrárnosla cerrada cuando llegamos, ya nos perdimos esta experiencia. Pero la recorrimos en coche y a cámara lenta. (Que eso también vale, ¿no? 😅)

2. Torre Hassan y Mausoleo Mohamed V

Directos a ver el conjunto arquitectónico que se encuentra a unos 20 minutos a pie de donde nos encontrábamos y que tiene en la misma explanada, nos quedamos boquiabiertos con la Torre Hassan, las columnas que se levantan ante ella y el Mausoleo blanco de tejado verde que se encuentra ante éstos.

  •  La Torre Hassan. 

La Torre Hassan es un minarete o alminar de la mezquita con el mismo nombre. Aunque mide 45m, su altura debería de haber sido de 60m, puesto que el sultán Yaqub al-Mansur pretendía construir la mezquita más grande del mundo, pero las obras se paralizaron y fueron abandonadas tras la muerte del sultán.

Esta torre se considera hermana de la Giralda de Sevilla y de la mezquita Kutubiyya de Marrakech.

  •  Mausoleo Mohamed V

Justo delante encontramos un edificio no menos imponente. Se trata del Mausoleo de Mohamed V es de estilo clásico árabe-andaluz y fue diseñada por más de 400 artistas diferentes.

Al lado de este se encuentra una mezquita que, como el resto de las mezquitas y como ya te he explicado anteriormente, tiene prohibida la entrada a los no musulmanes. Así que la tendrás que disfrutar desde fuera.

Mausoleo Mohamed V, Rabat.

3. Kasbah oudayas

Por la tarde decidimos ir a visitar el barrio de los Oudayas, Patrimonio de la Humanidad. 

Al llegar encontramos las murallas de la fortaleza y, dentro de ellas, un precioso barrio con sus casas pintadas de blanco y azul nos hicieron recordar a Chefchoauen. Además, en algunos rincones encontrábamos pequeñas tiendecitas con artículos artesanales que llevarse de recuerdo.

(Yo me enamoré de estas preciosas babuchas).

Pasear por sus calles fue una experiencia de lo más relajante y eso que había muchísima gente ese día (no sé si normalmente también es así) por las calles de Rabat!

4. Jardines Andaluces

Cerca del barrio, encontramos los Jardines Andaluces, los que deben ser la mar de tranquilos y relajantes si no hay nadie, pero el día que fuimos nosotros estaban todos sus bancos ocupados, sus espacios, era imposible caminar por allí… Vamos, que la experiencia debe ser muy relajante si no encuentras a nadie en los jardines, pero ese no fue nuestro caso.

  • Tomar un té en el Café Moure

Después de estar indagando y descubriendo rincones preciosos dentro de la Kasbah, encontramos una especie de placeta, con bancos de piedra y pequeñas mesitas y vistas al mar. De vez en cuando se acercaba un camarero a ofrecer té y otro con una bandeja llena de dulces típicos marroquís.

Toda una experiencia tomar el té viendo el mar y sintiéndote un rabatí más.

5. Playa, faro y cementerio

Rabat tiene diferentes playas, pero nosotros visitamos (de lejos) la de Salé que se encuentra cerca del barrio de los Oudayas, donde también se encuentra la desembocadura del río Bou Regreg.

Aunque la playa no deja de ser una playa sin más, sin ningún encanto más especial que el de ver y oír el mar (que ya es mucho encanto, al menos para mí), a un lado se puede vislumbrar un faro y a otro lado, un gran e impresionante cementerio, el cual intenté mostrar su espectacularidad a través de fotos, pero no lo conseguí 😅.

Antes de acabar esta visita a Rabat, déjame recomendarte el Riad Dar Soufa, que es donde nos alojamos nosotros y el cual, a parte de tener una decoración exquisita, nos trataron de forma exquisita! 

Además, antes de irme déjame que te cuente una anécdota… de camino a la Torre Hassán pasamos por una calle llena de restaurantes. En uno de ellos, había un chico fuera en la terraza con la carta del restaurante en la mano, intentamos evitarlo, pero con una gran sonrisa nos dijo ‘Hola!’.

Hartos de que nos intentaran vender de todo, le contestamos con un seco: ‘No, merci’. (‘Merci’ se utiliza mucho en Cataluña para dar las gracias).

El chico se quedó algo contrariado y nos dijo: ‘Ah, pero no sois españoles?’.

Me hizo tanta gracia su simpatía y que sin abrir la boca adivinara nuestra procedencia que decidí, a la vuelta de la visita, quedarme allí a comer y preguntarle cómo lo había adivinado… Él se rió y dijo que eso se nota… por nuestras pintas, nuestro físico… su español era más que perfecto…

Y esta es la historia de como conoces a alguien de Leganés en pleno centro de Rabat y acabas comiendo un menú turco en Saray Döner Kebab.

Ya no me enrollo más por hoy… Y que quede claro que no he querido dejarte las expectativas muy altas sobre Rabat, que no quiero que te decepcione si lo visitas. Pero tengo claro que volveré, porque me dejó con las ganas de más.

7 Comments

  • Stella Valenciaga 6 abril, 2020 at 3:46 pm

    Genial! Me encanta! Sigo a Sandra desde hace tiempo y siempre me inspira con sus viajes y sus consejos!! Me encanta tu blog!

    Reply
    • Sandra Gr 13 abril, 2020 at 7:16 am

      Stella! Muchísimas gracias por tu comentario! 😍😍😍

      Reply
  • erotik izle 24 julio, 2020 at 10:06 am

    Bonjour, ton blog est très réussi ! Je te dis bravo ! C’est du beau boulot !:)

    Reply
    • Sandra Gr 3 agosto, 2020 at 7:13 am

      Merci pour votre commentaire! 🙂

      Reply
  • Fiorenze Quincy Jenette 31 julio, 2020 at 3:32 pm

    Merci pour le partage. Fiorenze Quincy Jenette

    Reply
    • Sandra Gr 3 agosto, 2020 at 7:12 am

      Merci pour votre commentaire Florenze! 🙂

      Reply
  • Kyle Brandon Wetzel 9 agosto, 2020 at 11:15 pm

    Your blog is a success, very complete. Ahhh when passion is there, everything is 🙂 Kyle Brandon Wetzel

    Reply

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *